Inicio > Nuestro punto de vista > El Patrocinio en el sector cultural… ¡Cambio de mentalidad!

El Patrocinio en el sector cultural… ¡Cambio de mentalidad!

Este mes de Junio tuvimos el placer de formar parte del Taller de “Patrocinio y Mecenazgo”  que tuvo lugar en la 7ª Edición de la Escuela de Verano organizada por La Red Nacional de Teatros y Auditorios. Como agencia de Comunicación especializada en la Gestión y Fomento del Patrocinio, impartimos parte del contenido del curso, siendo la empresa encargada del hilo conductor durante los tres días que duró dicho taller.

Durante tres intensivas jornadas pudimos compartir opiniones con agentes culturales y gestores de teatros de diferentes puntos de España, analizamos el momento por el que está pasando el sector de la cultura y se debatió la nueva Ley de Mecenazgo que en breve saldrá a la luz.

Queríamos aprovechar este blog para enumerar las conclusiones finales que sacamos de este taller y que, es extrapolable a otras empresas culturales ya sean de artes escénicas, cine, música, festivales o similares; bien públicas o privadas.

Para comenzar, enumeremos los puntos fuertes y débiles que encontramos en el sector cultural, para así tener una visión más global y el mismo punto de partida:


PUNTOS FUERTES

Imagen de sensibilidad y modernidad de la empresa
Facilita las relaciones institucionales
Genera prestigio al asociarse a una entidad cultural
Imagen y notoriedad
El carácter institucional de esta colaboración
Identificación con el territorio
Posibilidad de acceder a segmentos cualificados del P.O.

PUNTOS DÉBILES

Públicos, en algunos casos, reducidos
Poca comunicación (no existe un plan de MK detallado)
Pocas contrapartidas
Estructuras jerárquicas clásicas, con poca innovación
Percepción por parte de la empresa de que las necesidades sociales son más importantes y urgentes que las culturales.

Las conclusiones principales que nos encontramos serían las siguientes:

LAS REGLAS DEL JUEGO ESTÁN CAMBIANDO. Cada vez son más las empresas que han visto su futuro en la búsqueda del Patrocinio como alternativa a la financiación pública llevando esto a una mayor competencia del sector y una necesidad de “profesionalizar” los diferentes proyectos.

¡Con los datos que tenemos… es necesario dar un giro en la gestión cultural como se conocía hasta ahora!

Cada vez más, las empresas culturales, se tienen que convertir en diseñadores a medida, adaptando las propuestas a cada posible patrocinador. Sin renunciar a los proyectos creativos y el fin último de cada proyecto: apostar por la cultura.

El sector cultural debe ser capaz de aplicar altas dosis de IMAGINACIÓN y CREATIVIDAD en sus productos, en sus modos de hacer, operar y financiarse. Es el momento de INNOVAR.

Este nuevo marco y proceso nos lleva, necesariamente, a un CAMBIO DE MENTALIDAD, tanto a nivel interno como a nivel externo. Hasta ahora la mayoría de los gastos de un evento o actuación eran financiados por el sector público, pero… ¿y ahora qué?

La solución está en investigar y experimentar fórmulas imaginativas de financiación en las que se combine el apoyo público con el capital riesgo, el micromecenazgo, patrocinio y el COOPERATIVISMO. Si la palabra más escuchada en los últimos años es SINERGIA, es por algo, con lo que pongámosla en práctica si queremos seguir adelante.

Este cambio de mentalidad implica un cambio en la orientación de las organizaciones culturales. Así, ya no hay que “captar recursos” simplemente, sino que hay que “generar recursos”. No basta sólo con  un “buen producto” cultural sino que, además, hay que dar al público VALOR DE EXPERIENCIA. Esto requiere:

–  Desarrollar un discurso, una historia que contar para persuadir a posibles patrocinadores y públicos.
–  Combinar un buen mix de Marketing. Entender que hay una gran competencia y tenemos que diferenciarnos.
–  Ejercitar una buena comunicación global.
–  Tener una buena organización cultural que sea: Imaginativa, para diferenciarse realmente de los demás.

  • Proactiva, para anticiparse a las necesidades del público.
  • Flexible, capaz de adaptarse a los cambios
  • Rápida y dinámica
  • Abierta, que asume retos

No sólo hay que cambiar el lenguaje, sino que hay que cambiar el modelo mental: una nueva organización cultural y sus relaciones. Hay que sembrar para luego recoger, esto implica, dar para recibir, e incluso invertir para luego conseguir.

El modelo a seguir lo encontramos en el mundo Anglosajón, siendo los pioneros en Europa de este cambio de mentalidad y que has sabido adaptarse a los tiempos muy bien.

Para terminar os dejamos un vídeo muy ejemplificador del Patrocinio empresarial en instituciones públicas, desarrollado por la Universitat de Barcelona.

Sí es cierto que las organizaciones públicas, son las que tienen que dar el cambio de mentalidad más fuerte y rápido así como conseguir agilizar los mecanismos y jerarquías internas, para apostar por la unión Público-privada que, a nuestro parecer, es el futuro del sector.

http://www.youtube.com/watch?v=f8NGvw-5hoo

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: