Inicio > Nuestro punto de vista > ¿Cuándo surge el Mecenazgo? ¿Qué surgió primero: el Mecenazgo o el Patrocinio? ¿Por qué su nombre?…

¿Cuándo surge el Mecenazgo? ¿Qué surgió primero: el Mecenazgo o el Patrocinio? ¿Por qué su nombre?…

El patrocinio, tal como hoy se entiende: como un mecanismo de comunicación empresarial, es un fenómeno muy reciente, de los últimos veinte o treinta años en Europa, y diez o veinte más en EEUU.

El patrocinio empresarial contemporáneo tiene un precedente evidente y significativo en el mecenazgo de carácter más individual. A pesar de que muy probablemente el mecenazgo ya existía en la Grecia ilustrada del siglo 6 antes de Cristo, y en culturas más antiguas, como la egipcia, fenicia o la china… El primer antecedente conocido es en la Roma del siglo I a.C., un periodo de prosperidad económica y esplendor cultural, con el emperador Augusto. Un distinguido ciudadano, Cayo Cilnio Mecenas, dio nombre al mecenazgo debido a su apoyo desinteresado al arte y la cultura. Mecenas fue un protector reconocido de artistas y poetas y fomentó el compromiso de la sociedad culta y poderosa de la época con las artes y las letras.

Desde la caída del Imperio Romano al final del primer milenio, son conocidos los siglos de oscuridad cultural de los que sabemos poca cosa, pero sí que la Iglesia fue la institución con más actividad y significación de solidaridad. Los escritorios y los monasterios religiosos eran los únicos centros organizados de actividad intelectual de la época donde: se conservó el legado cultural grecolatino, se edificaron iglesias y catedrales, encargo a los artistas de pinturas y esculturas, etc.

El primer “contrato” de patrocinio real que se conoce no tuvo lugar hasta 1492, con el descubrimiento de América por Cristóbal Colón. Esto fue posible, sobre todo, por la reina Isabel, de los Reyes Católicos. El contrato firmado por ambas partes, muestra que los privilegios y las contraprestaciones pactadas superaban los que correspondían a una acción de mecenazgo como tal. Esto llevó a que se convirtiera en un verdadero pacto o negocio político y económico. Como curiosidad, alguna de las contrapartidas fueron: el título de almirante, el virreinato hereditario de las tierras conquistadas y una percepción económica del 10% de todas las riquezas conseguidas para Cristóbal Colón.

Así pues, como podemos comprobar, el patrocinio y mecenazgo son herramientas que se han ido utilizando a lo largo de la historia, que con sus alteraciones a lo largo de los tiempos han llevado a la evolución de estos conceptos hasta ser como lo conocemos hoy en día.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: